Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: La inesperada reaparición de Didier Drogba

Didier Drogba se ha convertido, en las últimas fechas, en una especie de fichaje inesperado para el Chelsea. El marfileño, de 33 años, ha resurgido de sus cenizas como el Ave Fénix y ha condenado a la suplencia a Fernando Torres, el hombre que aterrizó en Stamford Bridge el pasado mes de enero precisamente para jubilarle. La falta de acierto del Niño ha llevado al al técnico del Chelsea, André Villas-Boas, a devolver la titularidad al marfileño y lo cierto es que Drogba, en los últimos tres partidos disputados (en los que ha actuado como titular), no ha decepcionado nada en absoluto.

Aunque ante el Wolverhampton no marcó (su equipo, de todas maneras, ganó por 3-0), frente el Newcastle anotó un gol (3-0) y ante el Valencia, el pasado martes en Champions League, vio puerta hasta en dos ocasiones (3-0, nuevamente). Sus zarpazos (el primero en el minuto 4) dejaron sin argumentos a un Valencia desesperado y humillado por un jugador que hace dos días, como quien dice, parecía un futbolista sin espacio en el Chelsea de André Villas-Boas.

Tanto era así que el propio Drogba rechazó una oferta de renovación del club blue recientemente (su vigente vinculación con el equipo londinense expira el próximo 30 de junio de 2012) y al respecto su agente, Thierno Seydi, señaló hace unas semanas: «Didier tuvo una oferta del Chelsea para extender su contrato por un año, pero no se conforma. Sabemos lo que queremos, dónde queremos ir y las ofertas que tenemos».

Sus palabras fueron pronunciadas para la misma prensa inglesa que, ahora, vuelve a idolatrar a Drogba, especialmente tras clasificar al Chelsea para los octavos de final de la Champions League. «Todavía hay vida en el viejo Drogba«, titulaba The Times tras el triunfo blue frente a los valencianistas. Buen ejemplo de que la percepción sobre Drogba ha cambiado, a la inversa de lo sucedido con Torres.

El delantero madrileño siempre ha sido observado con lupa por la prensa británica, preso de los 58 millones de euros que Roman Abramovich pagó para ficharle el pasado invierno, y aunque había recuperado algo de tino, la eclosión del marfileño le ha devuelto al pozo. A fin de cuentas, ¿quién se atrevería, a día de hoy, a sentar a Didier Drogba para darle la titularidad a Torres?

Probablemente nadie y menos un André Villas-Boas que también es criticado por cada movimiento que da en falso. Sentar a Drogba sería uno de ellos y más si Torres no responde con goles. La situación del de Fuenlabrada parece ahora más complicada que nunca. Justo a la inversa que la de Drogba, el jugador que hace poco fue situado en la órbita del Bayern de Múnich, el Tottenham o el PSG, y que, ahora, vuelve a disfrutar, como un niño, defendiendo los colores del Chelsea.

Compartir

Comentarios