Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: La renovación de Robben, en punto muerto

Aseguraba Arjen Robben, hace unas semanas, que su renovación con el Bayern de Múnich era un «mero trámite». El extremo holandés dio por hecha una ampliación que, sin embargo, se está alargando en el tiempo más de lo previsto. Y es que, pese a las palabras de Robben, hay cierto desencanto en la entidad bávara hacia un futbolista que despuntó en su primera temporada en Alemania (marcó 23 goles en 37 partidos durante el curso 2009/10) pero que ha ido perdiendo fuelle con el paso del tiempo.

Tal y como le sucediera en el Real Madrid, las lesiones han lastrado su rendimiento y si el año pasado ya bajó su nivel (13 goles en 18 encuentros disputados), en la presente campaña sus números son ciertamente preocupantes. Sus dolencias físicas apenas le han permitido disputar seis partidos en lo que llevamos de curso (lleva tres goles marcados) y sus actuaciones en tales duelos tampoco han sido especialmente estelares.

De hecho, las críticas que se ciernen entorno a su individualismo continúan sonando sin parar y hasta el presidente de honor del Bayern de Múnich, Franz Beckenbauer, se quejó, hace unos días, de la poca solidaridad exhibida por Robben en los últimos encuentros que ha disputado. «Es un egoísta. Tras marcar un gol no corre a dar las gracias a la persona que le dio la asistencia, sino hacia las gradas para buscar a su familia», señaló el mandatario.

Sus palabras no hicieron más que proclamar a los cuatro vientos una situación que era más o menos conocida pero que no había sido confirmada por ninguna fuente autorizada. Ya la temporada pasada, de hecho, el diario L’Équipe filtró que Thomas Müller había increpado a Robben en el vestuario bávaro por ser individualista y aseguró que el holandés tenía previsto abandonar la entidad alemana.

Tal circunstancia no se dio el pasado verano pero, ahora, la disconformidad hacia Robben parece ser mayor.

Quizá si las condiciones físicas le hubieran acompañado, las críticas de aquellos que tachan a Robben de chupón se habrían rebajado. A fin de cuentas, ya sucedió en la primera temporada del holandés en el Bayern. Ahora, en cualquier caso, la situación es diferente y la continuidad de Robben en el conjunto alemán, una auténtica duda.

Compartir

Comentarios