Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: Shaun Maloney revive al Wigan

La figura de Shaun Maloney se ha asociado siempre al Celtic de Glasgow precisamente porque son once las temporadas que ha militado en el cuadro verdiblanco desde que debutara con el primer plantel un 29 de abril de 2001 en el derbi frente al Glasgow Rangers. Durante siete cursos seguidos jugó en el Celtic Park, aunque en el mercado invernal de 2007 recaló en el Aston Villa.

Tras un año y medio en la escuadra villana regresó al equipo de su vida para cumplir un contrato de cuatro años. Sin embargo, su presencia sobre el terreno de juego en esta segunda etapa fue menos fructífera de lo que se esperaba, pues jamás logró hacerse un hueco definitivo en el once inicial, sobre todo tras sufrir una lesión en el tobillo el pasado curso que le mantuvo en el dique seco durante más de cuatro meses.

Una vez recuperado, llegó a sumar algunos minutos al principio de la presente temporada -dado que en Escocia la liga se inicia en julio-. Aun así, el técnico Neil Lennon le mantuvo su condición de suplente, lo que llevó al Wigan Athletic a reclutarle durante el pasado mercado veraniego.

Poco más de un millón de euros le costó a los latics hacerse con sus servicios. Lamentablemente, aterrizó en el DW Stadium en pésimo estado de forma, lo que obligó a Roberto Martínez a utilizarle con cuentagotas en el primer tramo del año. De hecho, hasta el pasado mes de marzo apenas había firmado cinco apariciones y tan solo dos de ellas como titular.

Pero alcanzó Maloney el estado de forma óptimo y requerido por el técnico español y ha pasado de ser el eterno suplente a convertirse en una de las figuras más importantes del equipo en las últimas semanas. Y es que si el Wigan ha salido de la zona de descenso ha sido gracias, en parte, al gran nivel que ha exhibido el malayo en uno de los momentos más críticos de la temporada.

Suyo fue el gol que le dio la victoria al conjunto azulado frente al Manchester United que le permitió salir de la zona roja de la tabla a principios del mes de abril, mientras que también se erigió como el protagonista principal del partido frente al Newcastle del pasado fin de semana, en el que anotó un tanto y firmó otra asistencia para que su equipo sumara los tres puntos que le alejan de los puestos de descenso.

Aún restan dos jornadas para que finalice la Premier League y son tan solo tres los puntos de ventaja que mantienen los latics respecto al Bolton. Y aunque todavía no se ha certificado la permanencia, la resurrección del mejor Maloney ha sido vital para que el Wigan dependa de sí mismo para seguir un año más entre los mejores clubs de Inglaterra.

Compartir

Comentarios