Noticias de rumores y fichajes

Informe Mercafutbol: Simeone, un revolucionario en el Manzanares

El pasado verano concluyó la era de Quique Sánchez Flores en el Atlético de Madrid y pore eso la directiva rojiblanca apostó por un viejo conocido para inundar de gloria al Vicente Calderón, Gregorio Manzano. El técnico jienense, que ya había dirigido al conjunto de la capital en la campaña 2003-04, inició con buen pie la temporada, ya que logró clasificar a sus hombres para la Europa League tras superar al Godset y al Guimaraes en las eliminatorias previas.

Sin embargo, semejante éxtio no fue más que un puro espejismo, ya que a finales de septiembre su plantel inició una pésima racha de hasta siete encuentros sin ganar. Con todo, salvó como pudo el mes de noviembre, aunque un fatídico último mes del año le condenó. De los seis partidos que dirigió Manzano en diciembre perdió cuatro, una hecatombe que dejaba al cuadro colchonero en la duodécima plaza de la tabla a seis puntos de los puestos europeos. Y lo que es peor, dos de esas derrotas se habían consumado ante el Albacete, el equipo que lo eliminó de la Copa del Rey.

Tan pésimos resultados se tradujeron en la destitución del entrenador originario de Bailén y, de rebote, el nombramiento de Diego Simeone como técnico del primer plantel. Y sin duda alguna, la llegada del técnico argentino al Manzanares supuso un punto de inflexión decisivo para el club rojiblanco, puesto que los resultados mejoraron notablemente desde que debutara frente al Málaga.

Cierto es que quiso mantener la filosofía implantada por Goyo, aunque finalmente acabó por implantar un sistema propio, un 4-2-3-1 muy compensado en el que Salvio, Diego, Adrián y Falcao por este orden ocupaban las líneas más avanzadas. De este modo, con esta disposición táctica, el Atlético de Madrid empezó a carburar mucho mejor.

Jornada tras jornada empezó a subir puestos en la tabla a la vez que superaba eliminatorias en la Europa League. Y cinco meses después de tomar las riendas de la escuadra colchonera, el balance de la temporada del Cholo como técnico no podría ser más positivo.

Y es que pese a los contratiempos y a las dificultades, la ha llevado a sumar su segunda Europa League de la historia y a firmar un quinto puesto en Liga que parecía imposible de alcanzar meses atrás. Así pues, tras haber sido uno de los ídolos de la hinchada durante su etapa como jugador, Simeone vuelve a erigirse nuevamente como un icono en el Vicente Calderón, aunque en esta ocasión como un técnico sublime.

Compartir

Comentarios