Noticias de rumores y fichajes

Italia se fue de compras en invierno

El mercado invernal del calcio terminó ayer con un alto número de operaciones, donde destacan la llegada de Sissoko, Maniche, y los retornos de Lucarelli y Bianchi.

El mercado invernal del calcio terminó ayer con un alto número de operaciones, donde destacan la llegada de Sissoko, Maniche, y los retornos de Lucarelli y Bianchi.

Después de unas temporadas donde la escasez de liquidez económica de los clubes privaba algunos fichajes, este año los equipos del calcio italiano se han rascado más los bolsillos y han realizado un gran número de transacciones entre fichajes, cesiones y bajas.

De entre todos los recién llegados a la Serie A del fútbol transalpino destacan dos nombres por encima de los demás: Nuno Maniche y Mohamed Sissoko. El primero ha llegado al Inter de Milán cedido, pese a que la entidad milanesa tiene una opción de compra sobre el luso. Su salida del Atlético de Madrid era bastante factible desde que se hicieron públicos sus problemas con Javier Aguirre. Once millones es lo que le ha costado a la Juventus de Turín el fichaje de Sissoko, procedente de Liverpool.

La Vecchia Signora también se ha reforzado con la llegada del checo Kalouda (Brno), Stendardo (Lazio, cesión), además de confirmar el fichaje de Mellberg para la próxima temporada. Por otro lado, uno de los culebrones del mercado de invierno ha sido la, al final, no-salida de Tiago. Diversos equipos se habían interesado por el portugués, como por ejemplo el Tottenham, el Benfica o el Atlético, éste último era quien en los últimos días tenía muchos números de convertirse en el destino del centrocampista, pero al final la Juventus ha preferido quedarse con el jugador pese a no contar con la confianza de Claudio Rainieri. Mientras, el argentino Almiron se ha marchado cedido al Mónaco y el central Boumsong ha fichado por el Olympique de Lyon para las próximas tres temporadas.

Cristiano Lucarelli y Ronaldo Bianchi son otros dos nombres propios del mercado invernal italiano. El delantero, procedente del Shaktar Donetsk ucraniano, ha fichado por el Parma con un coste de 5,7 millones de euros, mientras que el segundo llega cedido a la Lazio por el Manchester City. Justamente el conjunto romano ha sido quién ha realizado los últimos traspasos del mercado invernal con las altas de Dabo (Manchester City, cesión) y Rozenhal (Newcastle). Por contra, Scaloni se ha marchado cedido hasta el final de la próxima temporada al Mallorca.

También han vuelto al fútbol italiano Storari (Caglari) y Riganó (Siena, cesión), ambos procedentes del Levante, donde han vivido problemas económicos con la entidad valenciana. Y uno que podría haber vuelto al fútbol y convertirse en el fichaje bomba del invierno en Italia ha sido Pagliuca. En los últimos días salió a la luz una oferta de la Juventus al veterano portero (que se colgó las botas el verano pasado) si Buffon continuaba teniendo molestias físicas. Al final la oferta no llegó a más y el cancerbero continuará retirado.

El Milan ha sido de los pocos equipos que no ha movido ficha este invierno, pese a que uno de los fichajes del pasado verano, Pato, no ha debutado hasta enero por ser menor de edad. El brasileño ya lleva 3 goles en cuatro partidos con los rossoneri.

Después de unas temporadas donde la escasez de liquidez económica de los clubes privaba algunos fichajes, este año los equipos del calcio italiano se han rascado más los bolsillos y han realizado un gran número de transacciones entre fichajes, cesiones y bajas.

De entre todos los recién llegados a la Serie A del fútbol transalpino destacan dos nombres por encima de los demás: Nuno Maniche y Mohamed Sissoko. El primero ha llegado al Inter de Milán cedido, pese a que la entidad milanesa tiene una opción de compra sobre el luso. Su salida del Atlético de Madrid era bastante factible desde que se hicieron públicos sus problemas con Javier Aguirre. Once millones es lo que le ha costado a la Juventus de Turín el fichaje de Sissoko, procedente de Liverpool.

La Vecchia Signora también se ha reforzado con la llegada del checo Kalouda (Brno), Stendardo (Lazio, cesión), además de confirmar el fichaje de Mellberg para la próxima temporada. Por otro lado, uno de los culebrones del mercado de invierno ha sido la, al final, no-salida de Tiago. Diversos equipos se habían interesado por el portugués, como por ejemplo el Tottenham, el Benfica o el Atlético, éste último era quien en los últimos días tenía muchos números de convertirse en el destino del centrocampista, pero al final la Juventus ha preferido quedarse con el jugador pese a no contar con la confianza de Claudio Rainieri. Mientras, el argentino Almiron se ha marchado cedido al Mónaco y el central Boumsong ha fichado por el Olympique de Lyon para las próximas tres temporadas.

Cristiano Lucarelli y Ronaldo Bianchi son otros dos nombres propios del mercado invernal italiano. El delantero, procedente del Shaktar Donetsk ucraniano, ha fichado por el Parma con un coste de 5,7 millones de euros, mientras que el segundo llega cedido a la Lazio por el Manchester City. Justamente el conjunto romano ha sido quién ha realizado los últimos traspasos del mercado invernal con las altas de Dabo (Manchester City, cesión) y Rozenhal (Newcastle). Por contra, Scaloni se ha marchado cedido hasta el final de la próxima temporada al Mallorca.

También han vuelto al fútbol italiano Storari (Caglari) y Riganó (Siena, cesión), ambos procedentes del Levante, donde han vivido problemas económicos con la entidad valenciana. Y uno que podría haber vuelto al fútbol y convertirse en el fichaje bomba del invierno en Italia ha sido Pagliuca. En los últimos días salió a la luz una oferta de la Juventus al veterano portero (que se colgó las botas el verano pasado) si Buffon continuaba teniendo molestias físicas. Al final la oferta no llegó a más y el cancerbero continuará retirado.

El Milan ha sido de los pocos equipos que no ha movido ficha este invierno, pese a que uno de los fichajes del pasado verano, Pato, no ha debutado hasta enero por ser menor de edad. El brasileño ya lleva 3 goles en cuatro partidos con los rossoneri.

Compartir

Comentarios