Noticias de rumores y fichajes

Jornada de reflexión en Can Barça

Sandro Rosell, Marc Ingla, Jaume Ferrer y Agustí Benedito podrán descansar hoy por fin de su apretada agenda electoral después que ayer, en TV3 y tras un debate que duró unas dos horas, se cerrara en directo la campaña electoral para aspirar a la presidencia del Barcelona. Muchas han sido las semanas que desde Mercafutbol os llevamos informando sobre las propuestas y las idas y venidas de los candidatos a la presidencia azulgrana y mañana, por fin, se sabrá el resultado final.

Ayer los cuatro candidatos quemaron, en el debate de TV3 moderado por el periodista Lluís Canut, sus últimos cartuchos para arrastrar el voto de los indecisos, aunque cierto es que cada uno siguió con su guión, el mostrado a lo largo de toda la precampaña y campaña electoral: Sandro Rosell el de defenderse sin perder los nervios de los ataques de sus rivales, Marc Ingla el de atacar a su máximo rival, especialmente con el tema de su trabajo y sus empresas, Jaume Ferrer el de alabar la gestión de la ‘era Laporta’ y Agustí Benedito en remarcar que él es el candidato más independiente y cercano al socio.

El debate se dividió en diferentes bloques y los candidatos empezaron hablando de los siete años del mandato de Joan Laporta, momento en el que Rosell se mostró más crítico: «Hay muchas cosas bien hechas, la primera erradicar la violencia; después Unicef; y tercero poner a Guardiola. Pero no fue bueno mezclar el club con la política, ni el trato con los socios y las peñas o el enorme gasto económico».

Al hablar del área deportiva ambos coincidieron en la continuidad de Josep Laporta y en el hecho de mantener el modelo actual, que todos asumieron como propio, y aquí fue cuando un más combativo que de costumbre Jaume Ferrer, les reprochó a sus contrincantes que abandonaran el barco y ahora se apropien del modelo: «Yo me he dejado la piel estos años y vosotros habéis abandonado el club porque no creíais». Por lo que respecta a Txiki Ingla y Ferrer aseguraron contar con él, mientras que Benedito dijo que no y Sandro que se sentará a hablar con él cuando sea presidente si el ex jugador decide continuar.

Con la parte económica, al igual que con el proyecto Foster, volvieron a surgir los desacuerdos. Ingla aseguró que la economía no es «ningún problema para el club porque tenemos más ingresos que nunca. El club no se hunde como dice Sandro», Ferrer subrayó las palabras de su ex compañero de directiva, Benedito insitó a revisar el tema que vaya ascendiendo la deuda del club y Sandro dejó caer que esta es «preocupante»: «la deuda del club asciende a 489 millones, cifra reconocida por el propio club. Si los socios tuvieran que pagarla tocaría a unos 2.800 euros por barba».

En el área social, Rosell, Ingla y Benedito coincidieron a la hora de pedir «que el socio se vuelva a sentir socio y propietario, no un cliente del club», mientras que Ferrer replicó que la gente «está feliz con este barça que es el más catalán y el más universal a la vez y que se ha convertido en el mejor equipo del mundo».

Al final ambos pidieron el voto para su candidatura. Ahora, la suerte está ya echada. Hoy jornada de reflexión y mañana los socios azulgranas deberán decidir en las urnas quien quieren que los gobierne los próximos seis años.

Compartir

Comentarios