Noticias de rumores y fichajes

La generación Zidane se despide con una final

Acabados, mayores, prejubilados… han sido muchos los calificados empleados para definir a la selección francesa de fútbol a lo largo del presente campeonato del mundo. Ahora que el equipo galo ha llegado a la final, llega el momento de reconvertir esos adjetivos negativos en elogios hacia un combinado que ha crecido con el paso de los partidos, hasta alcanzar un equilibrio perfecto en todas sus líneas. El juego alegre y vistoso de Portugal no tuvo cabida ante una Francia que, salvo la edad, tiene poco que envidiar a la que se proclamó campeona en el 98.

El mago del balón, Zidane fue el protagonista de un encuentro que se decidió desde el punto de pentalti. Minuto 32 y Carvalho derriba a Henry dentro del área, no hay discusión, pena máxima. Eran las semifinales de un mundial y un momento clave, y en esos momentos suelen tomar la responsabilidad los grandes jugadores. Zidane cogió el balón y miró de frente a Ricardo, héroe portugués en la tanda de penaltis ante Inglaterra, lanzó a su derecha, el portero adivinó pero no pudo detener el lanzamiento que significó el 1-0. Un resultado que a la postre sería definitivo y que entrega 5’50 €/€ a los acertantes a resultado exacto.

Pasaron los minutos y salvo algún susto de Barthez, los lusos no conseguían aplicar su ritmo de juego, más bien al contrario, eran los franceses quienes controlaban los tiempos. El técnico francés Doménech, ha callado bocas con un sistema asfixiante para el rival que posibilita fulgurantes salidas a la contra de sus habilidosos delanteros, especialmente de Ribery, una de las sensaciones del Mundial.

Ya no hay tiempo para lamentos ni celebraciones, sólo queda tiempo para la final que enfrentará a Italia y Francia por un puesto en el olimpo del fútbol durante los próximos 4 años. El consuelo lo buscarán Portugal y Alemania en un descafeinado choque por el tercer y cuarto puesto. Hagan sus apuestas.

Apuestas Deportivas
Compartir

Comentarios