Noticias de rumores y fichajes

La limpieza valencianista

Es cuestión de supervivencia. La situación económica del Valencia no deja mucha libertad para la planificación de la nueva temporada. El conjunto ché necesita desprenderse de varios futbolistas para poder seguir cumpliendo años una vez alcanzado el 90º aniversario de su fundación.

Así pues, los hombres de mando del Valencia (el técnico Unai Emery, el vicepresidente deportivo Fernando Gómez y el consejero delegado Javier Gómez) ya han preparado una lista de cuatro grupos de jugadores, según publica Marca, en vistas al próximo mercado estival. Dichos grupos lo integran no sólo jugadores que no entren en los planes de Emery, sino también futbolistas que pueden ‘ayudar’ en la situación que vive el Valencia y que no pueden seguir por sus altas fichas.

Primero de todo, los que terminan contrato y a quienes no se les renovará: Morientes y Curro Torres. Detrás de ellos viene el grupo de ‘venta segura’, jugadores con mercado y con altas fichas: deben marcharse. Entre ellos están Villa, Silva, Joaquín, Marchena, Albiol, Fernandes, Miguel y Moretti, que no completan por poco un posible once titular de Emery. Desde la directiva se asegura que no se quiere mal vender a dichos futbolistas, sino que se quiere obtener el máximo beneficio posible. Y sobre los dos primeros hombres del grupo, no se esperan problemas para ello.

Quizá el tercer grupo sea el que más problemas pueda dar. Son jugadores que ni cuentan ni tienen mercado. Baraja, Albelda, Del Horno, Hugo Viana, Edu y Angulo. La idea del club es que, en caso de que se complique la situación, negociar con los futbolistas para darles la carta de libertad a cambio de renunciar lo que les resta de contrato. Se espera que los propios jugadores no opongan mucha resistencia.

En el cuarto grupo están los cedidos. Es un grupo amplio y muy heterogéneo, ya que están jugadores como Zigic o Butelle junto con jóvenes como Montoro o Aaron. Y no todos tendrán un mismo destino. Los mencionados Zigic, Butelle, junto a Nacho González, David Navarro y Banega se marcharán sí o sí, mientras que los jóvenes (Sunny, Bellvís, Miku, Lillo, Jordi Alba y los dos citados anteriormente) harán la pretemporada y será Emery quien decida.

Esta es la hoja de ruta que la directiva del Valencia ha trazado con tres meses vista del inicio del mercado estival de fichajes. Algunos jugadores se marcharán sin apenas problemas debido a las ofertas que tienen, otros costarán, pero todo se realizará desde la base de la supervivencia del club.

Con la más que posible marcha de Villa y Silva la afición deberá pensar en otros emblemas, y desde el club se piensa en tres hombres que deberían liderar el próximo proyecto: Mata, Alexis y Vicente. Los dos primeros serían el futuro, mientras que el tercero aportaría la veteranía al grupo, además de ser de Valencia.

Compartir

Comentarios