Noticias de rumores y fichajes

Luiz Gustavo, el fichaje invernal más caro en Alemania

El fichaje más caro del recientemente clausurado mercado de contrataciones invernales en la Bundesliga alemana (y uno de los más costosos de todo el fútbol europeo en general, dicho sea de paso) fue el que llevó al joven brasileño Luiz Gustavo del Hoffenheim al Bayern de Múnich, a cambio de la nada desdeñable suma de 15 millones de euros.

Luiz Gustavo no es uno de esos jugadores brasileños que llegan bajo la etiqueta de ser el nuevo Pelé, el nuevo Cafú o el nuevo Mauro Silva, sino que pertenece a esa estirpe de anónimos que dan el salto al viejo continente en busca de una carrera digna y estabilidad económica haciendo lo que más les gusta, jugar al balón. Historias de incertidumbre que, en algunos casos como éste, se transforman en cuentos de hadas.

El Corinthians Alagoano era el modesto club donde jugaba Luiz Gustavo hasta que encontró la oportunidad de sumarse al por aquel entonces también desconocido Hoffenheim, que justo comenzaba el ascenso que de la mano del millonario Dietmar Hopp le ha elevado hasta la Bundesliga. Luiz Gustavo se acopló pronto no solo a su nuevo club, sino a la vida en Alemania, hasta el punto que ha declarado que no le importaría vestir la camiseta de la Mannschaft(nunca ha jugado con la Canarinha).

Sus actuaciones en la entidad de Baden-Württemberg comenzaron a llamar la atención de los grandes equipos de Alemania, aunque es cierto que pocos esperaban que el mismísimo Bayern se lanzara a por su fichaje, y menos a media temporada, y menos todavía pagando 15 ‘kilazos’. Pero la marcha de Mark Van Bommel al Milan precipitó los acontecimientos.

A priori, Luiz Gustavo debía reemplazar al holandés actuando como medio escoba, como todoterreno, como pulmón capaz de barrer todo cuanto atraviese su zona de acción y, a la vez, sacar la pelota con nitidez ayudado por Schweinsteiger. Y decimos a priori porque a la práctica Van Gaal le está usando como lateral izquierdo, en una situación de la que, obviamente, el jugador todavía no se queja, si bien ha comentado ya en alguna ocasión que su puesto ideal es en el doble pivote. Lo importante, a los 23 años, es jugar, aunque sea de portero, debe pensar el bueno de Luiz Gustavo…

Compartir

Comentarios