Noticias de rumores y fichajes

Moratti se refiere al «suicidio público» de Balotelli

Mario Balotelli dio la nota en el partido, correspondiente a la ida de las semifinales de la Champions League, disputado entre Inter de Milán y Barcelona. El delantero, que saltó al terreno de juego en el minuto 75 del mencionado partido, se encaró con el público, que le reprochó sus flirteos con el Milan, y al acabar la contienda se quitó la camiseta y la tiró al suelo con ira y provocando la desesperación de la grada neroazzurra.

Su acto es mucho más que un acto de indisciplina y, es por ello, que el presidente del Inter de Milán, Massimo Moratti, ha señalado, para la Gazzetta dello Sport, que, seguramente, se «tomarán medidas» al respecto. El máximo mandatario interista asegura que la acción de Balotelli fue «un suicidio público» aunque, por otro lado, ha querido restar importancia a la situación asegurando que, ahora, «lo más importante es que se reintegre con el equipo«.

Moratti ha revelado que no tiene intenciones de desprenderse de un jugador al que, según sus propias palabras, «no es imposible» de recuperar. «Tengo la voluntad de continuar con este chico que tiene talento y carácter. En la vida hace falta superar los obstáculos», ha señalado el presidente del Inter, que ha añadido: «Mario es un chico que tiene problemas en los que no quiero entrar».

Para dejar patente que no guarda rencor a Balotelli ha pedido Moratti que éste sea convocado por Italia para el próximo Mundial de Sudáfrica, circunstancia que podría no ver muy clara el seleccionador transalpino, un Marcelo Lippi que ha revelado que el proceso de maduración del ariete «no ha terminado».

Veremos, por tanto, si Balotelli pisa Sudáfrica y, también, si, realmente, Moratti le mantiene en el equipo tras los últimos altercados y la opinión de una grada que no perdona que a Balotelli se le viera saliendo de una tienda oficial del Milan, que los rumores digan que canturrea el himno milanista en el vestuario o que se pusiera en público la zamarra rossonera que le regaló el programa satírico italiano, Striscia la notizia, del Canale 5 de Silvio Berlusconi.

Compartir

Comentarios