Noticias de rumores y fichajes

Nuevo batacazo del Madrid y más peticiones de Schuster

La segunda derrota de la pretemporada madridista vuelve a desatar las alarmas en el club blanco, más necesitado que nunca de hacer fichajes.

La segunda derrota de la pretemporada madridista vuelve a desatar las alarmas en el club blanco, más necesitado que nunca de hacer fichajes.

La segunda derrota del Real Madrid, ante el PSV por 2-1, ha vuelto a destapar las miserias del equipo blanco, necesitado de fichajes para poder levantar cabeza. Al engranaje del 'nuevo' Madrid le faltan, aún, varias piezas y viendo que no queda tanto para que el mercado de fichajes se cierre, a los blancos no les queda otro remedio que apretar para lograr la contratación de algunos jugadores que sirvan como revulsivo para dar un giro a la actual situación.

Las peticiones de Shuster siguen siendo las mismas: quiere a Kaká y a Robben y a un jugador tipo Ballack. La contratación del primero se antoja como imposible y la del segundo podría ir acompañada de la del tercero, al que Schuster sólo puso como ejemplo pero al que Calderón está intentando atar.

El problema radica en que el Madrid ofrecería 45 millones de euros por ambos, cifra que podría no llegar a convencer a un Chelsea que sólo por Robben ya pide 35 kilos. En cualquier caso, la contratación de Robben y Ballack se antojaría factible o, al menos, más de lo que resultarían la de Nasri, al que sigue el Inter de Milán, o Drenthe, por el que el Feyenoord pide una barbaridad.

La segunda derrota del Real Madrid, ante el PSV por 2-1, ha vuelto a destapar las miserias del equipo blanco, necesitado de fichajes para poder levantar cabeza. Al engranaje del ‘nuevo’ Madrid le faltan, aún, varias piezas y viendo que no queda tanto para que el mercado de fichajes se cierre, a los blancos no les queda otro remedio que apretar para lograr la contratación de algunos jugadores que sirvan como revulsivo para dar un giro a la actual situación.

Las peticiones de Shuster siguen siendo las mismas: quiere a Kaká y a Robben y a un jugador tipo Ballack. La contratación del primero se antoja como imposible y la del segundo podría ir acompañada de la del tercero, al que Schuster sólo puso como ejemplo pero al que Calderón está intentando atar.

El problema radica en que el Madrid ofrecería 45 millones de euros por ambos, cifra que podría no llegar a convencer a un Chelsea que sólo por Robben ya pide 35 kilos. En cualquier caso, la contratación de Robben y Ballack se antojaría factible o, al menos, más de lo que resultarían la de Nasri, al que sigue el Inter de Milán, o Drenthe, por el que el Feyenoord pide una barbaridad.

Compartir

Comentarios