Noticias de rumores y fichajes

Pinto no seguirá y el Barça podría incorporar dos porteros

Soplan vientos de cambio en Can Barça. La derrota del equipo en la final de la Copa del Rey ha certificado la necesidad de una revolución que afectará a todas las líneas del campo. En la portería, ni el titular ni el suplente seguirán.

A la baja confirmada de Víctor Valdés, que ya anunció hace un año y medio que no renovaría su contrato con la entidad azulgrana, se suma ahora la de Jose Manuel Pinto, que según el diario Sport ya ha confesado a sus allegados en el vestuario que se marchará del Barça en junio, que es cuando concluye su contrato. La dirección deportiva del club blaugrana, que en años anteriores había abordado su renovación en el mes de diciembre, le comunicó hace meses que no entraba en los planes de la próxima temporada. A pesar de que ha sido protagonista por la lesión de Valdés, y que sus actuaciones no han sido malas, la decisión está tomada.

La marcha de Pinto deja al Barça con un único portero, Oier Olazábal, que alternó el filial y el primer equipo hasta el año pasado y que esta temporada está inédito como tercer guardameta del primer equipo. De hecho, tampoco su continuidad está asegurada. El Barça está obligado, pues, a reforzar la complicada demarcación de portero, siempre y cuando la FIFA levante el veto a fichajes que le impuso hace unas semanas.

El nombre del elegido es un secreto a voces: Marc-André Ter Stegen. Y a partir de ahí, el club tiene varias opciones: confiar en Jordi Masip, portero del filial, al que se le daría la alternativa en caso de no poder fichar; convertir a Jordi Masip en suplente de Ter Stegen, en caso de que la FIFA retire el veto; o fichar a un segundo portero que sea competencia directa del alemán, como se especuló hace unos meses. Y en ese último escenario, los nombres que se han barajado tampoco son una incógnita: Claudio Bravo (Real Sociedad), Miguel Ángel Moyà (Getafe) o Diego Alves (Valencia), entre otros.

Compartir

Comentarios