Noticias de rumores y fichajes

Piterman se cabrea y Florentino prohibe la ‘cucaracha’

El presidente del Alavés, Dmitry Piterman, compareció ayer ante los medios de comunicación sin previo aviso y, sin admitir preguntas de los periodistas presentes, insultó a Ronaldo, Robinho y Roberto Carlos por haber celebrado el segundo gol madridista ayer en Mendizorroza imitando los gestos de una ‘cucaracha’ panza arriba. "Hubo tres jugadores del Madrid que tras el gol de Ronaldo decidieron actuar como payasos y presentarse como ‘cucarachas’ vistiendo de blanco, aunque todo el mundo sabe que las cucarachas son negras", manifestó el máximo dirigente del club vitoriano.

El excéntrico presidente-entrenador se llenó la boca con la palabra payaso repitiéndola una y otra vez, como si dicho oficio no fuera tan digno como la profesión que el mismo realiza. Y si ese mismo gesto lo hubieran hecho algunos jugadores de su propio equipo, "a alguno le reventaría la cabeza". "Hicieron un ridículo de payasos. Estos ‘niñatos’ tienen que entender, y si no alguien deberá explicárselo en el club blanco. Cuando se pretende ser uno de los mejores equipos del mundo, luego tienen jugadores que están actuando en el campo de payasos", añadió Piterman. "Hoy en día cualquier persona llega al Madrid desde la jungla y se pone su camiseta", dijo. "Deben saber comportarse con dignidad", añadió.

Finalmente, Piterman quiso recordar el affaire de la pasada semana sobre una posible impugnación del club blanco, que al final se quedó en nada, tras el gol del Espanyol al Real Madrid. "Voy a repasar el vídeo del encuentro de ayer en Mendizorroza para ver si realmente hay base para impugnarlo, o así, ya que me parece que durante un momento de ese partido entró un ‘jabalí’ al campo, corriendo por todo el terreno de juego. Vamos a ver si es verdad, o si, quizás, yo estaba soñando", concluyó Dmitry Piterman, al parecer en alusión a Ronaldo.

Si bien es cierto, y sin ánimo de disculpar las palabras del presidente del Alavés, Ronaldo se podría haber esperado a hacer ese tipo de celebraciones en el Bernabéu y no cometer el riesgo de levantar iras en campo ajeno. Aún así, y para variar, los insultos de Piterman, están de más. 

Compartir

Comentarios