Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Aaron Ramsey

Era casi imposible realizar muchas más secciones de ‘La Promesa de la Semana’ sin que apareciera un producto de la ‘factoría Wenger’, así que para estrenar el casillero del Arsenal en nuestra búsqueda semanal de ‘perlas’ del mundo hemos elegido al que posiblemente sea el mejor hallazgo del cazatalentos alsaciano en los últimos tiempos: Aaron James Ramsey.

‘Rambo’, como le conocían en su equipo de origen, el Cardiff City, es un centrocampista galés de 19 años recién cumplidos (el pasado 26 de diciembre) cuyo juego cada vez está evolucionando más hacia el del hombre con el que va a tener que soportar más comparaciones en los próximos tiempos, Cesc Fábregas, ahí es nada… Así que falta le va a hacer tener el carácter y la fortaleza de la que, meses atrás, hacía gala en al red social Bebo, donde decía: «What scares me? Nuffin. I’m hard as mails» (¿Qué me asusta? Nada. Soy duro como un clavo»).

Futbolísticamente, las características de Ramsey son las de un medio ‘total’, de ida y vuelta (box to box, que dicen en las Islas), con capacidad de sacrificio a la vez que calidad, mucha calidad, que es lo que le diferencia de un volante ‘trotón’ cualquiera. Como Fábregas, es diestro, y ocasionalmente puede jugar tirado a una banda, aunque todo el mundo se ha dado cuenta ya de que cuanto más centrada sea su posición, más influencia en el juego tendrá.

Como muchos genios, ostenta varios hitos de precocidad. Tiene el honor de ser el jugador más joven en debutar en el Cardiff y en la selección de Gales, después, justamente, de que le citara para un amistoso ante Dinamarca en noviembre de 2008 el anterior poseedor de dicho record, John Benjamin Toshack. Además, es el segundo futbolista (tras Curtis Weston) más joven en haber disputado una final de la FA Cup, la que perdió con el Cardiff, de Segunda, División ante el Portsmouth.

Su descollante talento, pese a su juventud, no pasó desapercibido, además de para los técnicos del Arsenal, para Alex Ferguson, que lo quiso para el Manchester, ni para David Moyes, que trató de llevárselo al Everton. Sin embargo, cuentan que fue una reunión personal con Arsene Wenger lo que convenció al chico para escoger el Emirates Stadium. Llegó a Londres en junio de 2008 y costó 5 millones de libras

Como buen galés, su primera opción deportiva fue el rugby, jugando de muy joven como ‘wing’ para el Caerphilly, aunque pronto se dio cuenta de que sus aptitudes estaban más cerca de Ryan Giggs, su ídolo, que de Gareth Edwards. Medio siglo después de que los John Charles o Ivor Allchurch metieran por única vez a los ‘dragones’ en un Mundial, de que los Mark Hughes o Ian Rush fallaran en ese mismo intento en los ’80, y de que la generación de Ryan Giggs fracasara también, Gales vuelve a tener en Ramsey un verdadero rayo de esperanza al que aferrarse. Como los fans gunners si Cesc se va. Y como el resto de aficionados a este deporte.

Algunos detalles de Ramsey

Compartir

Comentarios