Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Chris Smalling

El fichaje de Chris Smalling por el Manchester United durante el mercado de invierno de 2010 pasó un tanto inadvertido. De hecho, Ferguson se lo compró al Fulham (no se reveló el montante pero se habla de 9 millones de euros) y ni siquiera se lo llevó al momento para Old Trafford, sino que lo dejó en Craven Cottage para que siguiera adquiriendo experiencia en la Premier League, pues apenas había disputado un puñado de partido en ese momento con los cottagers.

Smalling no se unió a la plantilla de los red devils hasta el pasado verano, con la complicada papeleta de tener que buscarse un sitio entre los inamovibles Nemanja Vidic y Rio Ferdinand y también de tener que robarle el número en la cola de aspirantes a central titular del ManU a defensas con cierto cartel como Wes Brown o Jonny Evans. Pero lo cierto es que lo está consiguiendo.

Los problemas físicos que vienen teniendo los titulares de Ferguson le están abriendo la puerta a un Smalling que está convenciendo al entrenador escocés, quien le ha confiado un puesto el eje de la zaga del equipo en todos los partidos disputados hasta la fecha en la Liga de Campeones excepto uno, incluido el vital duelo que dio al ManU la clasificación para cuartos contra el Marsella. Hasta Fabio Capello le ha citado ya para la selección inglesa absoluta, aunque sin hacerle debutar.

Salido de modestísimo Maidstone United, el primer equipo importante que se fijó en Smalling fue el Middlesbrough, que incluso llegó a tener un acuerdo en firme para ficharle. Sin embargo, la operación se rompió porque al jugador le creaba inseguridad tener que irse a jugar a una ciudad tan lejana de Londres (está a casi 4 horas y media en coche). Tal cosa fue aprovechada por el Fulham, situado en plena capital, para contratarle.

Smalling es un central fuerte, potente, alto, pero con cierto buen manejo en la salida de balón, si bien todavía está por alcanzar su mejor nivel. 21 años es una edad corta para un central, como se vio por ejemplo en el partido de máxima exigencia ante el Chelsea, cuando cometió un penalty infantil que le costó el partido a su equipo. Aquel día Smalling se lució, pues por la noche, pese a la derrota, montó una fiesta salvaje en un hotel que terminó con el jugador multado y expulsado…

Pero el mejor escribano también echa un borrón, y si la cabeza no se le va a menudo Smalling podría ser en Old Trafford el Gerard Piqué que Ferguson supo ver antes que nadie pero que no fue capaz de retener cuando el Barcelona quiso repescarle. Se hace difícil encontrar actualmente en toda la Premier League un central más prometedor que este londinense de Greenwich.

Consulta aquí todos los Fichajes Estrellados de Mercafutbol

Compartir

Comentarios