Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Efraín Juárez

Para un futbolista no hay mejor escaparate que un Mundial y el mexicano Efraín Juárez (el mismo que quería abollarle la corona a España en el polémico amistoso que enfrentó a México y España y que acabó con empate a uno) es un buen ejemplo de ello. La reciente cita sudafricana le ha permitido dar el salto al fútbol europeo y probar fortuna en un club de primer nivel, un Celtic de Glasgow que le acogerá durante las próximas cuatro temporadas.

«Tuve varias ofertas, pero me incliné por el Celtic porque es un club grande y de historia. No lo pensé dos veces cuando supe que el Celtic estaba interesado», confirmó Efraín el día de su presentación. «Estoy muy feliz de ponerme los colores del club y jugaré en cualquier posición, incluso arquero», agregaba este jugador, que se desempeña con especial habilidad como lateral e interior derecho e, incluso, como medio de contención.

La experiencia que Efraín adquiera en el Celtic, en cualquier caso, no será la primera del mexicano al otro lado del charco, puesto que, el jugador aterrizó en el filial del FC Barcelona en 2006, a los 18 años. A esa edad, Efraín ya había sido Campeón del Mundo con la selección de México sub-17 y fueron, precisamente, sus actuaciones con la tri las que llamaron la atención de los ojeadores azulgranas.

La selección mexicana ha sido, sin lugar a dudas, la mejor aliada de Efraín, puesto que, si su actuación con la sub-17 desembocó en su llegada a Can Barça, su aportación en el Mundial sub-20 le sirvió para llamar la atención del Everton. Cuando aterrizó en el club inglés, Efraín había pasado, también, por el Barbate CF, club gaditano al que fue cedido por parte de un Barcelona en el que Giovanni Dos Santos y Bojan le cortaron el paso. En el equipo de Mersey, sin embargo y como le sucediera en la entidad catalana, tampoco le sonrió la fortuna a Efraín, que no logró el permiso de trabajo necesario para jugar con los ingleses y que vio truncado el sueño de jugar en la Premier League.

Pese al varapalo, Efraín no se rindió y regresó a su país para trabajar con ahínco en el Pumas. Allí llegó en 2008 y maduró como jugador encandilando a uno de sus más fervientes valedores, el ex seleccionador mexicano, Javier Aguirre. Éste no dudó a la hora de convocarle para el Mundial de Sudáfrica donde, nuevamente, el rendimiento mostrado con México le ha deparado una gran noticia, la que implica defender los colores del Celtic este año y abrirse paso, sin prisa pero sin pausa, entre los grandes jugadores que militan en el fútbol europeo.

El primer gol de Efraín con el Celtic

¡Consulta aquí todas las promesas analizadas por Mercafutbol!

Compartir

Comentarios