Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Erick Torres

El día que el Manchester United fichó al Chicharito Hernández (el 8 de abril de 2010), en el Club Deportivo Guadalajara de México, que percibió 7 millones de euros por la venta del prodigioso delantero mexicano a los diablos rojos, giraron la mirada hacia Erick Estéfano Torres Padilla. Sus prestaciones eran similares a las del Chicharito y pese a su juventud, nació en Jalisco el 19 de enero de 1993, en las Chivas entendieron que ya estaba preparado para formar parte del primer equipo y paliar la marcha Hernádez.

No se equivocaron. A Erick Torres, más conocido como El Cubo por su corte de pelo, no le pesaron los galones y ya el día de su estreno, el 13 de noviembre de 2010 en la victoria frente al Monterrey (2-3), evidenció que se adaptaría al primer equipo con la misma naturalidad que había quemado etapas en las categorías inferiores de las Chivas, club en el que aterrizó a los ocho años.

Poco a poco fue ganando ganando peso en el equipo azteca y derrochando las cualidades que le han convertido en el jugador más prometedor de las Chivas. Su velocidad, capacidad para el desmarque, facilidad para jugar de espaldas y su potente remate de cabeza (su 1,82 de estatura le convierten en un futbolista muy peligroso en el juego aéreo), aparecen como virtudes destacadas en su carta de presentación, igual que su letalidad dentro del área, su solidaridad en la asistencia y su frialdad en momentos de máxima presión.

De tal característica hizo gala el Cubo Torres en el Clásico azteca disputado entre la Chivas y el América, el pasado 11 de abril. El envite se resolvió con un contundente 3-0, con gol y asistencia de la joven estrella. Un jugador que, obviamente, ya figura en las agendas de grandes clubes europeos, entre ellos el Manchester United.

Ante el gran negocio realizado con el Chicharito (barato y adaptado al fútbol europeo a una velocidad pasmosa), a sir Alex Ferguson le gustaría repetir experencia con otro prometedor mexicano, un jugador de perfil similiar a Javier Hernández y con las mismas ganas de hacerse un hueco en la esfera internacional. Por el momento, el Cubo Torres marcha por el buen camino.

Compartir

Comentarios