Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Jack Wilshere

Tiene tan sólo 19 años pero su nombre, Jack Wilshere, ya resulta familiar para el gran público. Forjado en la cantera del Arsenal, en la que aterrizó cuando tenía tan sólo 9 años, este elegante todoterreno inglés, que defiende como si fuera un centrocampista de contención y ataca como si de un mediapunta se tratase, se ha convertido en uno de los jugadores más utilizados por Arsène Wenger (sólo se ha perdido cuatro partidos oficiales) y parece preparado para liderar la transición que podría vivirse el próximo verano en el Emirates Stadium, si se concreta la marcha de Cesc Fàbregas.

Prolongar el legado del centrocampista de Arenys de Mar es, sin duda, una de las máximas preocupaciones de Wenger, consciente, tras la naturalidad con la que Wilshere ha asumido los galones recibidos, de la capacidad del inglés para asumir el reto. Su progresión, de hecho, se asemeja, en cierta medida, a la de Cesc, quién se encargara, por su parte, de dirigir la etapa ‘post-Patrick Vieira’.

Wilshere es, igual que Cesc, portador de una madurez impropia de su edad y, como el de Arenys de Mar, es un experto en batir récords de precocidad. En febrero de 2008, cuando debutó con el primer equipo del Arsenal, ante el Blackburn (16 años y 256 días), de hecho, le arrebató a Cesc el honor de ser el jugador más joven en estrenarse con la elástica gunner y tal día ya apuntó maneras pese a que posteriormente fuera cedido al Bolton.

Allí militó seis meses, de enero a junio de 2010, y continuó con una meteórica progresión que está resplandeciendo esta temporada. Veloz, habilidoso, preciso en el pase y con visión de juego, a Wilshere, zurdo nato, sólo le faltaría mejorar su juego con la derecha y algo más de físico, detalle que solventará con el paso del tiempo. Sus virtudes, por tanto, superan con creces a sus mínimos defectos y Wilshere está, por tanto, llamado a dejar huella tanto en el Arsenal como en la selección inglesa, para la que fue convocado por primera vez por Fabio Capello el pasado verano, tras el Mundial de Sudáfrica.

«Es el futuro de Inglaterra», señaló el italiano el pasado mes de enero. «Es mejor técnicamente que Makelele. Es más lento pero cuando recibe el balón es más peligroso. Wilshere es el mejor joven. Además, ahora tiene minutos con el Arsenal y a Wenger le gustan los buenos jugadores. Creo que es lo suficientemente maduro como para jugar en ese puesto. Es un jugador muy interesante«, apostilló.

En Italia llegan a asegurar, incluso, que Capello ha aconsejado a la Juventus de Turín que lleve a cabo la contratación de Wilshere, un jugador que, digan lo que digan los rumores, difícilmente se moverá de las Islas Británicas. Allí tiene un futuro en el Arsenal y a un país entregado. Este último detalle se evidenció hace unos días cuando en la víspera del Barça-Arsenal (3-1) que puso al cuadro azulgrana en los cuartos de final de la Champions League, el técnico del Barcelona, Pep Guardiola, puso en pie de guerra a la prensa británica tras señalar:

Wilshere es un gran jugador. Ha sido una gran sorpresa. No lo conocía al principio de la temporada, pero es un excelente jugador. No sólo para el Arsenal, sino también para la selección inglesa (…) No lo ficharía para el Barcelona ya que tenemos muchos jugadores como él en el Barça B, la única diferencia es que en el Arsenal no hay la exigencia de títulos que sí que tiene el Barcelona

Sus declaraciones fueron interpretadas por los medios de comunicación inglesa como una ofensa hacia el joven Wilshere, un jugador que, sin duda, dará mucho que hablar en los próximos años.

Wilshere, en acción

Compartir

Comentarios