Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Mario Balotelli

20 millones de euros. Ésta sería la oferta que el Arsenal, ainstancias de un experto en promesas, Arsène Wenger, estaríadispuesto a ofrecer, según The Sun, al Inter de Milán para hacersecon los servicios de Mario Balotelli. El mismo hombre que descubrióa Cesc, Adebayor o Van Persie, entre otras tantas estrellas, quierea Super Mario en su fábrica de sueños, consciente de que a undelantero como él (corpulento, potente, veloz, con gran facilidadpara rematar de cabeza y un letal disparo desde media y largadistancia) sólo le falta continuidad y experiencia para escribir sunombre entre el de los ‘grandes’.

Wenger está dispuesto, por tanto, a brindar a Balotelli el’empujoncito’ que no le ofrece su actual técnico, un José Mourinhoque prefiere a Samuel Eto’o, Diego Milito y David Suazo y que estáfrenando la evolución de un jugador que hace cuatro años, cuandotenía 15, enamoró al mundo.

Por aquel entonces, Balotelli militaba en el Lumezzane, unpequeño equipo de Brescia en el que el ariete encontró la calma queno tuvo en una infancia complicada. Hijo de inmmigrantes ghaneses,sus padres, faltos de medios, tuvieron que darle en adopcióncuando, tan sólo, tenía tres años, momento en que la familiaBalotelli se hizo cargo de él. Ellos le cuidaron y le dieron elprimer apellido aunque Mario se guardó el segundo: Barwuah, el quele recuerda a sus progenitores y la procedencia de estos, una Ghana a laque Ballotelli nunca ha sentido como su patria.

Y es que Mario siempre ha sentido devoción por Italia, país enel que nació en 1990 (en Palermo) y en el que ha desarrollado unacarrera que, como decíamos, comenzó en el modesto Lumezzane. Allídemostró su calidad, su garra, su efectividad y en una únicatemporada logró que los ‘grandes’ de Europa suspiraran por él. Unode sus pretendientes fue el Barcelona, equipo que le tuvo a pruebauna semana y que, pese a tener excelentes informes sobre él, acabódesestimando su incorporación por las elevadas pretensioneseconómicas de su agente y porque Super Mario no tenía el pasaportecomunitario, ya que, no consiguió la nacionalidad italiana hastalos 18.

La negativa del Barça llevó a Balotelli hasta el Inter de Milán,que le reclutó para la categoría sub-17. Allí, el delantero sehinchó a marcar goles (19 en 20 partidos) y, posteriormente, fueascendido a la categoría primavera, equipo neroazzurro para losmenores de 20, donde volvió a marcar las diferencias pese a nolograr unos números tan escandalosos. Dada su evolución, RobertoMancini procedió a utilizarle en el primer equipo, donde Balotellisiempre ha cumplido y donde tanto ha destacado que se ha ganado elferviente odio de las aficiones rivales. Especialmente crueles hansido con él los aficionados de la Juve, que llegaron a provocarhasta el cierre, por un partido, del estadio bianconero por losinsultos racistas dedicados a Balotelli.

«No lo insultan porque sea africano, sino porque es bueno,porque convierte goles contra su equipo, porque driblea y porque esdifícil marcarlo«, aseguró Mourinho la temporada pasada, cuandoacontecieron los hechos y los gritos racistas contra Ballotelli quetuvo que oir frases como: «No existe un italiano negro«.

Estas absurdas palabras tenían un doble significado. Por unlado, pretendían asediar a un jugador del equipo rival y, por otro,criticar la convocatoria de Balotelli con la selección italiana.

Elcaso es que el ariete siempre ha tenido claro que quería jugar conla azzurra y, es por ello, que rechazó el ofrecimiento que, en sudía, le realizó la selección de Ghana. Hasta los 18, y por susorígenes, no logró la nacionalidad italiana ni tuvo la posibilidadde vestirse de azzurro y cuando lo hizo, muchos «ignorantes» comobien dijo Mourinho no lo entendieron provocando más de un episodio decepcionante.

Y es que, dos meses después delos hechos acontencidos con los aficionados de la Juve, en junio de2009, el delantero fue agredido en Roma, mientras se encontrabaconcentrado con la selección sub-21 italiana. Allí, unosaficionados romanos le profirieron insultos racistas y le arrojaronbananas mientras el jugador se hallaba en un bar. Éste, eso sí,mantuvo la calma, demostrando que va domando, poco a poco, sucomplicado carácter, y no cayó en la provocación de aquellos que lefaltaron al respeto.

Su actitud enorgulleció a su técnico en lasub-21, Pierluigi Casiraghi, quién tras el inicidente confirmó:

El chico se comportó bien tanto en el equipo como en elincidente de ayer, en el que no respondió a la provocaciónverbal

Gran comportamiento, sin duda, el de Balotelli que espera, comotodos, no tener que volver a vivir incidentes así y que aguarda eléxito tanto en la selección transalpina como en un Inter de Milánque, pese al interés del Arsenal, no tiene intención de venderle. Si acaso, cederle para que se foguee y adquiera experiencia.

Y esque vender a un jugador con la proyección de Balotelli sería una deesas locuras que los clubes acaban pagando muy caro…

Algunos de los mejores momentos de Balotelli

Compartir

Comentarios