Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Sergio Araujo

Tiene 18 años y su nombre, Sergio Araujo, responde al de un joven y prometedor talento argentino. Se trata de un atacante diestro avalado por su gran técnica y habilidad para desenvolverse con soltura en espacios reducidos y forjado en las categorías inferiores de Boca Juniors, previo paso por un club de barrio llamado Atlético Atalanta.

Al club xeneize llegó de la mano de Ramón Maddoni, un experto en la captación de talentos y precedido por descubrimientos como el de Carlos Tévez. Sin su intervención, Araujo no habría recalado en Boca Juniors ni quemado etapas en el fútbol base xeneize, donde ha evolucionado sin prisa pero sin pausa ayudado, también, de sus éxitos en las categorías inferiores de la selección argentina.

De sus exhibiciones con la albiceleste cabe destacar dos momentos clave: el Mundial de Nigeria sub-17 y el Campeonato Sudamericano de la misma categoría que se disputó en Chile. En sendas citas, disputadas en 2009, tuvo Araujo una actuación destacada marcando tres goles en cada una de ellas y evidenciando que, en un futuro próximo, será una pieza clave para la selección absoluta.

Para que esta situación se produzca queda todavía mucho tiempo por delante pero sus intervenciones con la albiceleste sub-17 sirvieron para que su protagonismo en Boca Juniors se acrecentara. Sergio Araujo, que marcó cuatro goles el día que debutó con las categorías inferiores del equipo argentino, fue alineado con la primera escuadra de Boca en la última cita del Torneo Apertura de 2009 y con Alfio Basile como entrenador.

Ese día presentó sus credenciales pero, posteriormente, su rendimiento, quizá por la presión, disminuyó y su presencia en el equipo decreció hasta la llegada al banquillo de Claudio Borghi. Éste le ayudó tanto futbolísticamente como anímicamente con largas charlas de motivación que, sin duda, surtieron efecto.

Relata el diario Olé que un día Borghi llegó a interrumpir una entrevista que estaba ofreciendo a ESPN para atender a su pupilo, con quién tenía pendiente una conversación. «¿Me perdonan? En el vestuario me está esperando Sergio Araujo, que vino especialmente a charlar conmigo…», explicó Borghi, que trabajó sin descanso en la recuperación de un Araujo que volvió a jugar temporalmente con los Reservas de Boca dada su falta de adaptación inicial con el primer equipo xeneize.

Sus problemas fueron superados gracias a las elevadas dosis de motivación de Borghi que, sin embargo, renunció como entrenador de Boca antes de vislumbrar las mejores actuaciones de Araujo. Éste se reinvindicó el pasado 21 de noviembre, cuando relevó al lesionado Lucas Viatri ante el Arsenal de Sarandí y marcó su primer gol en la categoría con el técnico interino Roberto Pompei en el banquillo. Fue titular en los cuatro partidos posteriores, los que faltaban para concluir el Torneo Apertura 2010, y recuperó su mejor versión.

A tenor de ello, no es de extrañar que el Real Madrid se guardara una opción preferencial sobre él (también se la guardó sobre Ezequiel Muñoz -central-, Gonzalo Cabrera -extremo diestro- y Franco Fragapane -delantero-), cuando cerró la incorporación de Fernando Gago en 2007. Basta por ver, en cualquier caso, si la efectuará en un futuro próximo y si Sergio Araujo, cuyo ídolo es Sergio Agüero, acaba recalando en España en los próximos meses.

Compartir

Comentarios