Noticias de rumores y fichajes

Promesa de la semana: Yoann Gourcuff

Si la semana pasada era Marouane Chamakh quién protagonizabanuestra sección de los viernes, en esta ocasión, le toca el turno asu compañero en el Girondins de Burdeos, Yoann Gourcuff. LePetit Zizou, nacido en Ploemeur (Francia) hace 23 años, diosus primeros pasos en las categorias inferiores del Lorient, clubque, actualmente, entrena su padre, Christian Gourcuff, para,posteriormente, dar el salto al Rennes. Allí empezó, en 2001, conun contrato juvenil y con unos números discretos que, no obstante,no le impidieron ascender al primer equipo en2003.

Tras dos temporadas de ‘tanteo’, Gourcuff se creció en lacampaña 2005-06, gracias a sus increíbles acciones desde la bandaderecha (tuvo que esperar hasta su llegada al Girondins de Burdeospara despuntar como mediapunta) en los 36 partidos que disputó yque coronó con seis goles y el séptimo puesto del Rennes en la ligagala.

Por aquel entonces, el bretón tenía 19 años y una proyección queno pasó inadvertida para los ‘grandes’ clubes europeos,encandilados, también (y, especialmente), por sus actuaciones con la selección francesa sub-19, con la que se coronó con el Europeo de 2005. Fruto de su buen trabajo, Ajax, Arsenal o Milan,entre otros clubes, se adentrarían en una puja que acabaría ganandoel cuadro rossonero, previo pago de 4,5 millones deeuros.

A su llegada a San Siro, Gourcuff se encontraría con unaestrella insustituible en el once rossonero: Kaká. Elbrasileño ocupaba, por aquel entonces, la posición de mediapunta enel Milan y el francés, que en ocasiones ha sido comparado con elbrasileño, tuvo que conformarse con convertirse en su sombra,consciente de que jamás sería suya la posición ocupada por el ahorajugador del Real Madrid. Esta situación supuso un freno,considerable, en la progresión de un jugador necesitado de un nuevorol, pese a haber destacado, anteriormente, desde la banda derecha.Ante la falta de oportunidades y la imposibilidad de desbancar aKaká, Gourcuff decidió probar fortuna, en calidad de préstamo, enlas filas del Girondins de Burdeos.

Gourcuff no pudo con la sombra de KakáGourcuff no pudo con la sombra de Kaká

Su decisión (tomada el verano de 2008) fue de lo más acertada,puesto que, allí se encontró con un entrenador también reciénllegado, Laurent Blanc, pero capaz de exprimir tanto sus cualidadescomo las de Marouane Chamakh, con quién el francés lleva brillandodesde el día en el que sus destinos se unieron. Bajo las órdenes deBlanc (que le contrató para solventar la baja de Micoud), portanto, Gourcuff ocupó la posición que le estaba vetada tanto en elMilan como en la selección francesa, de la que, pronto, recibió lallamada de Raimond Domènech. Tanto se la jugaría por él elseleccionador francés que éste no dudaría en situarle de 10, puestocasi prohibido desde la retirada de Zinedine Zidane.

Gourcuff, con la selección francesa

La responsabilidad no le vino grande a Gourcuff que se doctorócon grandes actuaciones con la bleu, sólo comparables alas exhibiciones que protagonizó en su primera campaña en Burdeos.Su elegancia, exquisita técnica y goles imposibles y preciosos,como el anotado ante el PSG, enamoraron a todos y cada uno de losmiembros del club francés, que no se lo pensó a la hora de ejercer,cuando acabó la campaña, la opción de compra que tenía sobre eljugador y que se elevaba a los 15 millones de euros. Su decisión sefundamentó tanto en la calidad desplegada por Gourcuff como en loslogros obtenidos, entre ellos, la liga francesa que,parecía, ya, propiedad exclusiva del Lyon.

A nivel individual, el bretón fue considerado como el mejorjugador del campeonato doméstico francés, que sigue disfrutando desus increíbles actuaciones a día de hoy. Dado su talento, las preguntas que, ahora, toca hacer son… ¿hasta cuándo podrá el Burdeos difrutar de losrecitales de Gourcuff? ¿Cuánto cuesta, ahora, este jugador? y ¿No le habría venido de perlas Gourcuff al Milan tras lamarcha de Kaká al Madrid?

Algunos de los mejores momentos de Gourcuff

Compartir

Comentarios