Noticias de rumores y fichajes

Rosell: «Guardiola podría ser el Beckenbauer del Barça»

Su sede ha sido el escenario elegido para dar su primera rueda de prensa como presidente del FC Barcelona. Lo ha hecho en olor de multitudes y amparado por las personas que le acompañaron en la carrera electoral de la que salió triunfal con un 61,35% de los votos. «No me esperaba una victoria con tanta diferencia«, ha reconocido el propio Sandro Rosell que, tal y como prometió, ya se ha puesto en contacto con Pep Guardiola.

«Ha sido una conversación de unos diez o quince minutos y hemos hablado de las elecciones de ayer, emplazándonos a hablar más esta semana, antes de que Pep coja vacaciones«, ha relatado Rosell que, también, ha mantenido contacto telefónico con Joan Laporta, quién, según Sandro, se ha puesto a su «disposición» por el «bien» del Barça.

Con Laporta, que le abrazó tras su nombramiento, en un rinconcito de la Sala París en la que Sandro ofreció su primer discurso como presidente, tendrá que cohabitar hasta el próximo 1 de julio y realizar un traspaso de poderes que Sandro cree que será más «pacífico» de lo que él mismo imaginaba aunque sin olvidar, en ningún momento, la demanda que el día 1 de julio le pondrá a Laporta después de que éste asegurara que había querido cobrar comisiones de una posible venta de Ronaldinho al Chelsea.

«No espero palos en las ruedas», ha apuntado Sandro, que hará una auditoría económica para conocer el estado de las arcas del club. Unas arcas de las que saldrá el precio a pagar por Cesc Fàbregas, puesto que, Rosell se ha mostrado partidario a seguir las negociaciones iniciadas por el centrocampista de Arenys de Mar si Pep Guardiola así lo desea. El técnico de Santpedor será, también con Rosell, la pieza clave del engranaje azulgrana siendo el deseo de Sandro que Pep se comprometa, por muchos años, con la entidad azulgrana.

«Sería bueno que Pep fuera el Ferguson del Barça -en cuento a duración de su contrato- o el Beckenbauer, siendo jugador, entrenador y presidente«, ha revelado Sandro que ha agregado que si Guardiola no quisiera continuar a partir de la próxima temporada, se buscaría a un entrenador que defendiera el mismo estilo de juego, puesto que, éste es «innegociable».

También es innegociable para Sandro mantener la humildad y el calor familiar, puesto que, el apoyo de su padre, su mujer y sus pequeñas hijas es indispensable para el nuevo presidente. Éste ha explicado, incluso, que esta mañana sus hijas, al despertar, le han preguntado:

Papi, ¿has ganado, no?

Rosell les ha respondido: «Sí, he ganado» y después ha pensado que ojalá su nueva presidencia, «no les afecte». A quién sí puede afectarle es a Johan Cruyff y Txiki Begiristain, cuyos puestos como presidente de honor y secretario técnico, respectivamente, parecen estar en peligro.

A diferencia de lo sucedido con Laporta y Guardiola, con ninguno de los dos ha hablado un Rosell que, en el caso de Cruyff, ha confirmado que ni siquiera tiene su teléfono. En cualquier caso, tiene previsto hablar con él y someter su presidencia de honor a la opinión del socio que será el que decidirá si merece o no dicho cargo el holandés.

En el caso de Txiki, también tiene previsto Rosell mantener una conversación con él aunque no parece que el secretario técnico azulgrana tenga pensado mantener el cargo. Con su marcha, el nuevo presidente elegirá a la persona que debe trabajar, codo con codo, con un Pep Guardiola que será escuchado en cuanto proponga la incorporación de algún jugador sea del «club» que sea, aunque los «tiros» según ha argumentado Rosell no van por el posible interés azulgrana por Sergio Ramos que se ha rumoreado durante los últimos días y que, al parecer, no tiene ninguna solidez.

Compartir

Comentarios