Noticias de rumores y fichajes

Rosell ve una ‘mano negra’ en el tema de las papeletas

Cuando Sandro Rosell fue ayer por la mañana a recoger las 60.000 papeletas –el candidato que más ha solicitado, lo siguen Marc Ingla con 40.000 y Jaume Ferrer con 25.000- que le pueden llevar a convertirse oficialmente en candidato a la presidencia del Barça se encontró con la desagradable sorpresa de que el nombre que figuraba en ellas no es el que considera el suyo, «el de toda mi vida». En las papeletas del precandidato azulgrana no se puede leer ‘Sandro’ sino ‘Alexandre’, su nombre oficial, y esto no le sentó nada bien al que fuera vicepresidente del área deportiva con Joan Laporta, que vio en esto una jugarreta más, «otra traba más» puesta por la actual directiva para frenar su ascenso a la presidencia del club.

Así lo aseguró por la mañana y así lo ratificó por la tarde, ya no tan enfadado según el mismo aseguró, en su comparecencia en el Col·legi de Metges de Catalunya junto a Joan Bladé y Josep Maria Bartomeu, hombres fuertes de su candidatura, ante un público formado básicamente por médicos, la mayoría socios del club, y entre los cuales había una importante presencia de mujeres, tal y como destacó el propio Rosell al poco de empezar. Allí el candidato a la presidencia del Barça consideró que lo que buscan algunos (sin citar en ningún momento a nadie pero dejando claro de quien se trataba) es que la gente al ir a dar su firma a su precandidatura se confunda al no ver Sandro, el nombre por el que lo conoce todo el mundo, en las papeletas y no se adhiera a su causa. «Cuando era vicepresidente no hubo ningún problema en poner en todas las tarjetas Sandro Rosell y ahora sí», dejó caer el ex vicepresidente.

Esta polémica aparte Rosell no quiso entrar en más posibles enfrentamientos con el equipo de Joan Laporta y al ser preguntado por si había visto en la felicitación de Guardiola a Laporta por sus siete años un acto electoralista, Sandro quiso quitarle hierro al asunto y aseguró que Guardiola «hizo lo que tenía que hacer». El precandidato considera al técnico de Santpedor «una institución del Barça» y por lo tanto vio lógico que felicitara al presidente saliente. «Estoy seguro que no participará en el proceso electoral», aseguró tajante Rosell.

Por lo demás, Sandro Rosell se encargó de presentar su candidatura asegurando que se va a centrar ante todo en la área social del club, la cual considera peor tratada en la era Laporta donde se ha visto el Barça «como una industria» y en intentar reducir la deuda que, según aseguró, asciende actualmente hasta los 500 millones de euros. El precandidato insistió en que, después de recorrer más de 20000km y hablar con más de 4000 socios, ha podido apreciar cómo la gente culé no es actualmente «feliz» porque «lo único importante no es sólo que entre la pelotita». Por ello considera básico dar un giro en la gestión social, teniendo siempre en cuenta el catalanismo del club, y como punto básico situó el hecho de renegociar los contratos televisivos que vencen en 2013. Rosell apuntó que si el gana en 2012 se empezará a negociar para que el Barça juegue siempre a las 17 o a les 19h horas para que así la familia al completo pueda ir a ver al equipo al Camp Nou, «no como ahora que los niños no pueden ir». «Así es como se fomenta el barcelonismo, el sentimiento», insistió Sandro a lo largo de la hora y medio que duró su conferencia.

Por lo que se refiere al aspecto económico, Rosell apostó por la austeridad y volvió a vetar el proyecto Foster, «básicamente porque no hay dinero para llevarlo a cabo», y apostó como alternativa por una reforma del Camp Nou, teniendo en cuenta a los vecinos de Les Corts, que modificará completamente el entorno del estadio azulgrana y lo convertirá en un parque, a la vez que dotará al recinto de ascensores y accesos para minusválidos por un precio que oscilaría entre los 70 y los 80 millones de euros. Según explicó, esta reforma propuesta por su candidatura será compatible, de llegar a la presidencia, con reducir cada año en unos 40 o 50 millones el déficit que actualmente arrastra el Barcelona.

Compartir

Comentarios