Noticias de rumores y fichajes

Sin fichajes de relumbrón pero con permanencias y salidas destacadas

La llegada de David Beckham a San Siro, tras una cesión que podría alargarse considerablemente, la marcha de Quaresma al Chelsea y la negativa de Kaká a abandonar el Milán han acaparado la actualidad del mercado invernal italiano. Este último punto ha sido el que ha mantenido en vilo durante más tiempo a media Italia y, especialmente, a los aficionados de un Milán que temían que los millones del Manchester City hicieran olvidar a Kaká los colores de su camiseta.

Sin embargo no fue así, a priori, porque Kaká es fiel al Milán. Esa es la versión oficial aunque muchos se apresuraron a confirmar que si el brasileño decía «no» al Manchester City no era más que para decir «sí» al Real Madrid en verano. El tiempo dirá…

También en San Siro existe otro protagonista destacado de la actualidad italiana: David Beckham. Llegó en enero en calidad de cedido pero desde que aterrizó en el Milán que se está especulando con que pueda firmar un contrato con la entidad milanista por un par de temporadas. A priori, la fecha máxima que Beckham tenía para decidirse era el día 2 aunque hoy, día 3, siguen apareciendo informaciones que aseguran que su continuidad en Milán es factible.

Si se queda el que podría irse sería Ronaldinho, que parece no tener sitio en el cuadro milanista desde su llegada, aunque para desvelar este culebrón habrá que esperar hasta verano. También habrá que esperar para saber qué equipo escoge Panucci a final de campaña, puesto que, en este mercado invernal el defensa ha preferido continuar en la Roma pese a que la escuadra romana ni siquiera le haya inscrito para la Champions League.

Su puesto lo ha ocupado Marco Motta, uno de los fichajes invernales de la Roma junto con Siamoutene. El primero llega en calidad de cedido el Udinese y el segundo también aterriza en el club giallorosso en calidad de préstamo aunque procede del Lecce.

Sus incorporaciones junto con las de Abel Matías Platero Hernández, que cambia el Peñarol de Montevideo por el Palermo, Alessandro Potenza, que pasa del Catania al Génova, Roberto Soriano, que ficha por la Sampdoria procedente del Bayern de Múnich o Gianvito Plasmati, que cambiará el Catania por el Atalanta, son algunas de las que se han vivido en el Calcio, que si ha llamado la atención ha sido por algunas de sus salidas.

La más significativa ha sido la de Quaresma, que llegó al Inter como fichaje bomba del verano y que, ahora, tiene que irse al Chelsea en busca de los minutos que no tiene en las filas interistas. Olivier Dacourt, también nerazzurro, es otro de los jugadores que cambian de aires, en su caso, para reforzar las filas del Fulham.

En definitiva, que la crisis ha hecho mella en el mercado italiano, demasiado sobrio y carente de fichajes de relumbrón.

Compartir

Comentarios