Noticias de rumores y fichajes

Van der Vaart y ‘la maldición de los tulipanes’

Rafael Van der Vaart llegó al Real Madrid procedente del Hamburgo en el verano de 2008 a cambio de 13 millones de euros y fue vendido dos horas antes de que se cerrara el pasado mercado de fichajes al Tottenham por 11 ‘kilos’. En el camino, el mediapunta holandés dejó once goles (un promedio de aproximadamente un tanto cada menos de seis partidos), grandes detalles técnicos y la sensación de ser un gran profesional.

Sin embargo, en el Real Madrid no contaban con él, según dicen las malas lenguas por el hecho de haber sido un fichaje de la anterior junta directiva. En realidad, el Real Madrid trató de quitárselo de encima en el verano de 2009 (el jugador se negó a irse corriendo el riesgo de quedarse su ficha). Pero este verano, aunque ‘in extremis’, los dirigentes lograron su objetivo.

Las llegadas de Canales y Özil, además de la presencia de Kaká, unidas al miedo de quedarse de verdad sin dorsal hicieron que Van der Vaart renunciara a su sueño de triunfar en el Madrid y aceptará marcharse al Tottenham. Y acertó. Desde su llegada a White Hart Lane, ‘VdV’ se ha hecho con un puesto de titular a las órdenes de Harry Redknapp y en esta última semana ha comenzado a cautivar los corazones de los aficionados también.

Primero fue uno de los grandes protagonistas de la goleada en Liga de Campeones ante el Twente, anotando uno de los goles, hilvanando el juego del equipo e incluso viendo la tarjeta roja por su exceso de ímpetu y ganas de agradar. Pocos días después, en la pasada jornada de Premier, se sacó de la chistera dos goles que permitieron a su equipo dar la vuelta al duelo ante el Aston Villa y mantenerse quinto clasificado en la tabla.

Como era de esperar, las primeras voces afirmando que fue un error por parte del Madrid dejarle marchar han visto la luz. Es más, las comparaciones empiezan a estar a flor de piel. Comparaciones, claro está, con dos compatriotas suyos que la temporada pasada ya salieron del Madrid por la puerta de atrás para triunfar rotundamente en el Bayern y el Inter: Robben y Sneijder. ¿Prolongará Van der Vaart la ‘maldición de los tulipanes’ en Chamartín?

Compartir

Comentarios