Noticias de rumores y fichajes

Wenger quiere dejar al Lyon sin sus ‘niños prodigio’

El técnico del Arsenal estaría dispuesto a pagar hasta 60 millones de euros para hacerse con los servicios de Ben Arfa y Benzema.

El técnico del Arsenal estaría dispuesto a pagar hasta 60 millones de euros para hacerse con los servicios de Ben Arfa y Benzema.

Arsene Wenger quiere hacerse con los servicios de Ben Arfa y Benzema, los niños prodigio del Lyon, o, al menos, así lo revela el diario The Sun que confirma que el técnico del Arsenal estaría dispuesto a desembolsar hasta 60 millones de euros para hacerse con los servicios de estos dos jóvenes talentos.

No es de extrañar que Wenger les haya echado el ojo, puesto que, ambos derrochan calidad, juventud y una increíble proyección que les ha convertido en dos de los jugadores más seguidos del momento. Ben Arfa se encarga de suministrar asistencias a su colega, Benzema, que es quién se encarga de terminar el trabajo enviando el balón hasta el fondo de la portería contraria.

La compenetración entre ambos se palpa a simple vista y, es por ello, que Wenger no quiere a uno de ellos sino a los dos. Sin embargo, para lograr su cometido, el técnico del Arsenal tendrá que pelear, primero, con el Lyon, que no estaría dispuesto a desprenderse de ninguna de sus dos estrellas, y después con el resto de clubes que suspiran por estos jugadores.

Arsene Wenger quiere hacerse con los servicios de Ben Arfa y Benzema, los niños prodigio del Lyon, o, al menos, así lo revela el diario The Sun que confirma que el técnico del Arsenal estaría dispuesto a desembolsar hasta 60 millones de euros para hacerse con los servicios de estos dos jóvenes talentos.

No es de extrañar que Wenger les haya echado el ojo, puesto que, ambos derrochan calidad, juventud y una increíble proyección que les ha convertido en dos de los jugadores más seguidos del momento. Ben Arfa se encarga de suministrar asistencias a su colega, Benzema, que es quién se encarga de terminar el trabajo enviando el balón hasta el fondo de la portería contraria.

La compenetración entre ambos se palpa a simple vista y, es por ello, que Wenger no quiere a uno de ellos sino a los dos. Sin embargo, para lograr su cometido, el técnico del Arsenal tendrá que pelear, primero, con el Lyon, que no estaría dispuesto a desprenderse de ninguna de sus dos estrellas, y después con el resto de clubes que suspiran por estos jugadores.

Compartir

Comentarios